La administración de Bello descubrió el agua tibia

Por Betty Ciro

Fueron ya tan evidentes las construcciones de edificios y locales comerciales, después de una gran tala de árboles en el sector aledaño a la Avenida principal que pasa por el Cementerio San Andrés, Sector Los Ángeles del municipio de Bello, que la administración municipal tuvo que actuar.

Es falso que las zonas verdes del cementerio apenas alojen construcciones de hace dos o tres meses. Las más visibles sí, pero detrás del cementerio existen varias construcciones que datan de hace más de seis años.

Lo que salió a la luz con el operativo realizado por la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Bello, en días pasados al demoler edificios en construcción, que inclusive se habían tomado parte del parqueadero del cementerio, fue que si bien la mayoría de las personas que compran lotes en forma ilegal son desplazados que no encuentran otra forma de acceder a un techo, también existen personas que compran pensando en montar negocios: locales comerciales para arrendar y edificios de apartamentos de varios pisos. Este es el caso de una de las demoliciones cuyo propietario es una persona retirada del Ejército que se confió en que, si la administración de Bello ha tolerado ventas de terrenos y construcciones en forma ilegal por toda la ciudad, no iba a ser él de menor suerte para que le tumbaran su edificación.

Pero es que lo que sucede en el Cementerio San Andrés no es la excepción, en Bello la regla general es que “las bandas” venden todos los lotes que pertenecen al espacio público de las urbanizaciones, venden las calles, los sectores aledaños a las quebradas, los antejardines de las casas y hasta las quebradas para que levanten edificios sobre ellas.

Con plata se consiguen el “permiso de curaduría”

“Las bandas”, además de vender el lote, están al tanto por si se presenta la autoridad a “buscar problema”; ellos por dos millones, más o menos, de acuerdo al sector y capacidad económica del comprador, le consiguen para el día siguiente el aviso verde con letras negras de la curaduría urbana, sea de la Uno o de la Dos, en la que se leen como si fuera legal, todos los requerimientos de Ley: permiso para construir según Resolución Nº tal de tal fecha, solicitada por …, si es vivienda nueva o mejora, es decir, nada que envidiarle a un permiso real.

Es que para eso está “Guti”, el remplazo de los que están en la cárcel, él cuenta con todos los contactos en la Alcaldía. Para dar tranquilidad a quienes compran el lote -con compraventa- y con la promesa de que más adelante tendrán escritura, les piden entre dos millones para que les empiece a llegar el predial, si “el cliente” no dispone de todo el dinero, puede abonar 700 u 800 mil y el resto lo sigue pagando por cuotas.

Lo que orienta la policía

Santiago compró un lote de 10 por 12 metros en las Araucarias 1, que, por supuesto, corresponde a un espacio público ya casi todo vendido. Rápidamente empezó a construir su casa y cuando ya estaba vaciando la plancha aparecieron los policías exigiendo el permiso; como no lo tenía procedieron a botar el cemento y a echarle agua, los ladrillos los quebraron y otro material como hierro se lo llevaron. Al despedirse, le aconsejaron poner a alguien a vivir ahí rápidamente para que no los puedan desalojar y tampoco tumbar la vivienda. Agregaron que se alistaran porque pronto llegaría la Secretaría de Seguridad Ciudadana y si encuentra las casas deshabitadas corren el riesgo de ser demolidas.

No solo la policía da esta orientación, también otras autoridades van, ponen sellos de construcción ilegal y les dicen a los mismos “muchachos”, “esperen que nosotros nos vamos para que quiten los sellos”.

¿Cómo obtienen los servicios de agua y luz para las construcciones ilegales?

La luz EPM no se la niega a nadie, ellos no exigen ningún documento legal para instalar contador de energía, cobran y ya. Para EPM es mejor recibir mensualmente su pago que negarse a instalar un contador a sabiendas que el servicio de todas formas lo van a disfrutar.

Lo del agua sí sigue siendo de contrabando en la mayoría de los casos, lo cual no significa que no tengan que pagar a las misma “bandas”. De forma sencilla ponen un collarín en el tubo madre y extienden el agua para 30 o más familias. Para “pegar” una casa del gas también cobran un millón doscientos mil pesos.

Esta es la constante por todos los barrios de Bello y la administración municipal lo sabe perfectamente y lo tolera, solo en muy pocos casos simula actuar, pero rápidamente vuelve a su inacción.

En Niquía nuevo no dejan vender lotes

Así se denomina todo el sector que corresponde a Puerta del Norte y el sector aledaño. Al preguntar si por estos lados también han vendido los de espacio público, la respuesta es que “Nando” no deja, porque “esta es la cara bonita de Bello, lo de mostrar, entonces no sería bien visto que se llenara de tugurios”.

“Nando” es uno de los fuertes de Bello que, a pesar de llevar como 18 años en la cárcel (lo han paseado por todas las penitenciarías del país) continúa con su don de mando intacto, desde allá ordena qué se hace y qué no.

En este sector lo que sí han vendido es el retiro de la quebrada que pasa cerca al Centro Comercial. Allí funcionan prósperos negocios de comidas y bebidas que, al parecer, no les importa el deterioro del afluente que cada día que pasa se contamina y va aumentando los olores nauseabundos que pasan desapercibidos para los comensales que se acercan.

En Bello todo el mundo sabe cómo funcionan las cosas, inclusive las autoridades, pero la ilegalidad se ha tomado la ciudad y cada vez crece más el sometimiento de la administración.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s