Víctima de la homofobia: un caso vergonzoso

Por Diego Ospina

Imagen de referencia

El 12 de julio de 2022, siendo las 00:45am salí de mi lugar de trabajo con uno de mis compañeros, caminando por toda la avenida La Playa, en dirección al parque San Vicente. Muchas veces hemos hecho juntos este recorrido para que él no tenga que subir solo ese trayecto.

En el momento en que me despedí de mi compañero, me dirigí al parque de Boston para tomar un taxi con rumbo a mi casa. Justo cuando iba caminando entre el parque San Vicente y el parque de Boston, fui sorprendido por un sujeto desconocido que empezó a decirme que lo esperara, en un tono muy agresivo. Le dije de todas las formas que, por favor, me dejara de seguir, que yo no lo conocía y no tenía nada que hablar con él. Pero el sujeto seguía gritándome y por eso supe que debía salir corriendo. A esa hora en el parque normalmente hay personas con negocios de comidas rápidas y yo pensé que por ese motivo había más seguridad y menos peligro. También sabía que era más fácil tomar el taxi, ya que lo hice algunas veces sin presentarse nada malo.

Cuando por fin llegué al parque me dirigí a unas personas que se encontraban reunidas y por instinto de seguridad, corrí hacia ellos. Un sujeto que se encontraba en ese grupo, me tomó por el cuello, mientras otro me decía que no gritara y me amenazaban con una navaja. Me golpearon en el pecho, en el estómago, en las piernas, en el rostro. Me tiraron al suelo, me patearon todo el cuerpo, intentaron dañar mi vestimenta, me insultaban con palabras muy ofensivas, me sacaron mis pertenencias y las tiraron al suelo, me quitaron un dinero que llevaba, una cadena y unos documentos personales de mi madre.

También me amenazaron diciendo que no querían ver maricas en esa zona, que no se me ocurriera avisarles a los policías del CAI que se encuentra cerca de ambos parques, y me advirtieron que iban a estar pendientes a ver hacia dónde me dirigía. También me dijeron que los maricones estábamos mandados a recoger. Lo más doloroso e increíble para mí fue darme cuenta que no recibí ayuda de ninguna de las personas que estaban en ese momento presentes en el parque y que vieron todo lo que esos sujetos hicieron conmigo. Uno de los agresores me dijo por dónde me tenía que ir del parque y que no volteara a mirar atrás. Pero antes de darse a la fuga, los agresores me dieron varias cachetadas y escupieron mi rostro. Sin dinero, golpeado y con la autoestima destruida, me fui caminando a casa.

En varias ocasiones fui intimidado por esos sujetos, los cuales me generaron un temor y miedo emocional al querer salir de mi casa a realizar cualquier tipo de diligencia. Llegaron incluso a saber dónde se encontraba mi lugar de trabajo, ya que, en algún momento, al terminar mi turno, se dejaron ver para generarme más miedo del que ya estaba viviendo. Eso me produjo pánico, sintiendo que mi vida corría peligro, incluso, y debido a eso, caí en una profunda depresión; no era capaz de asomarme a la ventana de solo pensar que uno de esos sujetos estuviese por ahí vigilándome, lo que me obligó a aislarme de todo por unos días, sin querer incluso levantarme de la cama y de allí que me impidió levantar una denuncia en ese momento.

Se llegó el día en que debía solicitar la cita para la denuncia, tuve que tomar un servicio de transporte personalizado, ya que el simple hecho de salir a la calle me daba pavor, y ese comportamiento no se supera tan fácil después de vivir una situación como la antes mencionada. Este tipo de personas que se ensañan en agredir, abusar y desestabilizar los comportamientos sociales y emocionales de nosotros los HOMOSEXUALES, no se imaginan el daño tan significativo que causan. Entre tanto, es triste saber que la justicia colombiana no avanza en la investigación ni en la individualización de los autores de la golpiza.

Por otra parte, días después de lo sucedido, ya con un poco más de valor para salir de casa, el 21 de julio, para ser más exacto, fui a la Fiscalía para que me asignaran la cita para la denuncia por lo sucedido, y así tener constancia. Luego de salir de allí, tomé un transporte hasta la Avenida Oriental, y cuando estaba a punto de tomar el bus que me llevaría a casa, a eso de las 12:30pm, 2 sujetos en una moto, con amenazas, me robaron el celular, y uno de ellos me intimidó con un arma de fuego para que no hiciera escándalo, “porque me iría peor”. Que si decía algo me disparaban el arma. Que por medio del móvil podían ubicarme.

Luego de irse los sujetos, me dirigí al centro de servicios de telefonía Claro y pedí bloquear la línea telefónica, por miedo a que esos sujetos amenazaran o incluso extorsionaran a algún miembro de mi familia y para no vivir de nuevo la traumática situación de depresión y miedo.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta, los homosexuales muchas veces somos objeto de burla, maltrato, abuso, acoso, humillación y, debido a toda esa presión social, muchas de las decisiones a tomar no son las mejores. El miedo y la depresión que causan la homofobia y el maltrato social es un tema muy delicado. En muchas ocasiones, como en mi caso, por miedo, dejamos nuestro trabajo, nos aislamos, nos enfermamos y no recibimos el apoyo que merecemos. Somos personas trabajadoras, responsables, y no es justo vivir sometidos al dolor generado por personas inconscientes, inescrupulosas y abusivas, que solo viven para intimidar y hacerle daño a quienes solo queremos una vida digna como lo desea cualquier otra persona.

No podemos permitir que este tipo de situaciones se sigan presentando. Yo he corrido con suerte en ambas situaciones de agresión por homofóbicos, pero algunos miembros de la comunidad LGBTI no corren con la misma suerte y eso definitivamente debe cambiar. Merecemos ser tomados en cuenta como cualquier otra persona, y darles a entender que tener un gusto y modo de pensar diferente no nos hace malas personas y, mucho menos nos debe convertir en objetivo de cualquier tipo de maltrato.   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s