¿Ya llegó a la meta?

Por Cristina Arias Galeano

Ilustración tomada de Harmonia.la

Queriendo ser muy espiritual, esta vez podría responder rápidamente y decir que aún no se ha llegado a la meta ni vencido el miedo a ser juzgada; respondo que la meta que tenemos todos en esta vida es la muerte porque, sin adentrarme mucho en lo trascendental, es solo cuando terminamos de hacer nuestras labores en este mundo que la alcanzamos. Y con esto quiero continuar con el mismo tema del mes pasado, y es saber cómo proponernos la meta, sin olvidar de dónde estamos iniciando esta nueva maratón.

Tengo un par de amigas muy cercanas que, siempre con sus comentarios de vida y últimamente a partir de las observaciones de mis pasados textos, me han ayudado a tener presente el enfoque de mi exposición. Esta vez una de ellas me preguntó: “¿Creés que el cambio cultural fue lo que te llevó a ti a descubrirte y enfocar tus aprendizajes en un estilo de vida saludable?” Pero, sobre todo, me hizo hincapié en cómo había ganado disciplina y amor por esto.

Bueno, quizás logre entregarle a usted también un poquito de mi experiencia y ayuda para que seamos muchos los que entendamos que amarnos a nosotros mismos nos llevará a respetar más a los demás y sobre todo a tener más empatía. Yo cumplí hace poco tres años de estar viviendo en Alemania, una comunidad que por su historia y su clima tiene ciertas características diferentes a las de América que es mi continente natal. Ya le conté el mes pasado que mi vida activa con el deporte empezó en Colombia, Medellín, que es la ciudad conocida como la ciudad de la eterna primavera, y que a nivel mundial se asocia con los carteles de las drogas (lo menciono porque, según mi experiencia, los alemanes y creo que la mayoría de los europeos aún no se imaginan mucho lo que es Colombia aparte de relacionarla con el tema de la cocaína). Cris, Cris… tu tema es la salud … Lo sé, seguiré en mi enfoque.

En mi rutina diaria ya tenía en la agenda la práctica a primera hora del deporte. Después de tender mi cama, lavarme la lengua, los dientes y beber un vaso de agua, trato de enfocar mis primeros pensamientos en agradecer, porque esta es la manera en la toma de conciencia del presente, en la que agradezco a la vida tener eso, conciencia, y valorar lo que me rodea: salud, familia, amigos y cosas materiales. Luego dedico entre 45 minutos y 1 hora de activación; tengo días donde hago rutinas para aumentar la masa muscular y la fuerza; otros, los dedico a rutinas de cardio para aumentar resistencia, y hay días que son ejercicios de flexibilidad traducidos en prácticas de yoga. Recorderis: en la variedad está el placer, dicho tan antiguo que uno solo lo entiende cuando se atreve a probar otras cosas, y funciona para todo.

Luego me alimento (hoy en día me siento feliz por tener acceso a gran variedad de alimentos y poder tener la conciencia y relación tan especial con ellos). Cumplo con mi jornada laboral, y para los que no saben, mi carrera se llama Instrumentación Quirúrgica. Me la he pasado metida los últimos años de mi vida realizando esta actividad que me encanta: ver el cuerpo humano y tratar de entender cómo es su función. Actualmente debo cumplir con unos horarios de trabajo, pero le diré al mundo hoy que, cuando los cumpla, celebremos juntos, porque yo deseo trabajar por gusto y desearía no sentirme en la obligación de cumplir horarios para ayudar a los demás. Créanme, a veces eso hace que se vuelva una rutina aburridora, pero yo quiero aportar con la ayuda de mis manos y conocimientos un servicio gratuito, algo que termine de llenarme el corazón y poder estar presente por vocación. Ya veremos cómo lo logro.

Es cierto que aquí en Alemania las condiciones laborales son diferentes a las que se tienen en Colombia, pero si no sabes manejar el asunto del tiempo libre, quizás ello te juegue una mala pasada y termines adentrándote en una depresión; lo digo porque hay estudios que demuestran que en los países nórdicos existe la tasa de depresión y suicidio más alta del mundo.

Enfrentando todo eso y logrando algunas condiciones favorables como el acceso a los alimentos, decidí invertir un poco más de tiempo en la cocina, experimentando y fallando para llegar a la creación de recetas. Esta parte ha sido para mí de vital importancia, porque como siempre lo he mencionado, entender los alimentos, comprender qué nos aportan y qué nos quitan para incluir lo que verdaderamente necesitamos a diario, es definitivo, pues de lo contrario cada vez será peor: por eso la sociedad ahora vive sumergida en una normalidad de vida crónicamente enferma.

Sin respetar nuestra naturaleza, cada vez invertimos menos tiempo en nosotros mismos, y en la cocina, señores y señoras, está la medicina, está la magia; en los alimentos ultra procesados cuando los volvemos alimentos rutinarios, están las enfermedades que luego juzgamos de mala suerte o producto de, simplemente, herencias familiares.

Estos tres puntos importantes: meditación, deporte y alimentación, son los que me han ayudado a mantenerme enfocada, en seguir descubriendo, en medio de tanta fruición tecnológica y control político/económico, una esperanza; me mantienen activa tratando de crear contenido real, amor y respeto a la naturaleza y a las personas que me rodean.

Entonces, como aún seguimos en la escuela de la vida, tome nota por favor, porque las listas físicas y mentales son las que ayudan a ganar más orden y disciplina:

  1. Escriba las actividades del día y organice por orden de importancia (cuáles quiere lograr).
  2. Ponga horarios a los días más ocupados y cúmplalos.
  3. No se distraiga y haga una actividad a la vez hasta terminar lo que empieza.
  4. Tenga en su lista un tiempo para hacer pausas, respirar y volver a centrarse en lo que está viviendo (planifique actividades para usted).
  5. Aprenda a decir no (si ya tiene un plan, en solitario o acompañado, no lo cambie; siempre hay tiempo para todo, quizás no el mismo día, pero llegará).
  6. Pruebe sin miedo al error, en todos los sentidos. Lo bueno es que esto le ayudará a saber qué sí y qué no le gusta.

Instagram: @mujer.alimento

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s