Con la venia del señor alcalde

Por Betty Ciro

Imagen tomada de blogs.iadb.org

Permítame, en primer lugar, señor alcalde, explicarle cuál fue el motivo que me impulsó a escribir esta carta. Cuando uno se desplaza por la autopista Norte a la altura de la Estación Niquía del Metro, sobre todo si el desplazamiento es sur-norte para tomar la avenida 38, los ojos prácticamente chocan con una enorme valla que anuncia la rendición de cuentas de su gestión en 2021. Al lado de su foto frente a varios policías se lee: “Exitoso plan de recompensas: 47 cabecillas capturados y más de 500 millones de pesos entregados (2020-2021)”. El golpe visual que recibo y el dato allí expresado me llevan a formularle algunas inquietudes relacionadas con la situación del municipio de Bello.

Empecemos por su exitoso plan de recompensas: con la cifra que usted presenta de cabecillas capturados, se debería sentir que en Bello ha bajado el poder de “los muchachos”, pero resulta que no es así. En este municipio es un secreto a voces que “los muchachos” venden los espacios de uso común en los barrios para construir inmuebles con destinación de viviendas o para comercio. Explíquenos, señor alcalde, si ha sido tan exitoso el plan de recompensas, entonces quiénes continúan desapareciendo los parques infantiles, como sucedió hace poco en el barrio Pachelly, en donde el último parque en el cual jugaban los niños fue transformado en una licorera. En este barrio no queda ningún parque infantil, todos desaparecieron, o construyeron en ellos casas o bares u otros negocios, es decir, “les cambiaron de destinación”. ¡Bonito cambio!

O será, acaso, que los rumores de la población son ciertos cuando comentan que detuvieron a fulano, pero él sigue mandando desde la cárcel.

Los cabecillas fueron capturados, pero la delincuencia sigue adelante

Cuéntenos señor alcalde, ¿cómo se entiende que, si capturaron 47 cabecillas de las bandas delincuenciales, flagelos como la venta de terrenos en zonas de retiros de quebradas, o en plenas vías públicas o en espacios aledaños a las urbanizaciones y hasta los antejardines de las casas se siguen vendiendo para levantar construcciones? O es que acaso, ¿no son las bandas delincuenciales las responsables de esto? Todo lo anterior sucede en sectores muy cerca de la Alcaldía municipal y al parecer las autoridades no se dan por enteradas. Tampoco parecen percatarse de que quien osa expresar alguna molestia o protestar simplemente es obligado a desplazarse debiendo abandonar su casa para proteger su vida y la de su familia, dejando abandonadas sus pertenencias. ¿No le parece muy grave esta situación, señor Alcalde? ¿En cabeza de quién está la autoridad en Bello?

El último gran endeudamiento

Pasemos a otro tema, ¿Recuerda señor alcalde que el año pasado, 2021, el Concejo Municipal le aprobó un endeudamiento de 181 mil millones de pesos que serían invertidos, según declaraciones del Secretario de Hacienda, en la plaza de mercado, intervenciones viales para descongestión vehicular, el bulevar y un parque de las artes? Se lo pregunto, porque hasta el momento no se avizora ninguna de las obras mencionadas: el terreno de la plaza sigue cerrado por la malla verde y perdido en la maleza, no hay ningún asomo de construcción; la congestión vial es cada día peor y, al parecer, la construcción de las fases II y III de la avenida Regional Norte, entregadas en diciembre de 2021, construidos por el Área Metropolitana y la Gobernación de Antioquia (con recursos propios y de los peajes) descongestionaron la glorieta de Niquía, pero formaron un cuello de botella en la Autopista Medellín- Bogotá, a la llegada a Solla. Este taco incrementó en por lo menos una hora el recorrido por esta transitada vía, afectando no solo a las personas que vienen del oriente, sino también a quienes se desplazan de norte a sur por la autopista Norte; como quién dice, por hacer bonito hicieron feo. ¿Cuál será la solución a este nuevo problema de congestión vial que afecta directamente a la población bellanita?

Del parque de artes y oficios, tampoco se sabe nada. Entonces, señor alcalde, ¿es que no le han desembolsado los dineros o es que cogieron otro camino?

Los bonos Carrasquilla tampoco se mencionan en la rendición de cuentas

Continuemos, señor alcalde. Le averiguo por la deuda generada por los famosos “bonos Carrasquilla”. ¿Cuánto dinero ha pagado Bello por intereses y por el capital de 28.112 millones de pesos, respaldados con el 85% de sus recursos del Sistema General de Participaciones? Y algo más: ¿cuáles fueron las veredas o los barrios donde se construyeron los acueductos y alcantarillados con dichos dineros? Ya sabemos que Bello adquirió la tercera deuda más alta en el marco de esos famosos bonos, después de Buenaventura y Valledupar. No obstante lo anterior, en Bello son varios los sectores que continúan padeciendo la carencia de agua potable y de alcantarillado. Mencionemos el caso de la Vereda “Hato Viejo”: allí la población sigue bebiendo agua contaminada por las marraneras ubicadas en la parte alta, en San Félix, y que vierten sus heces a la quebrada que les provee dicho líquido vital.

Otro sector que continúa sin el servicio de agua potable y, por supuesto, sin alcantarillado, es el barrio Nueva Jerusalén. Este barrio es el tercer asentamiento urbano más grande del país que cuenta con más de 30 mil habitantes, en su gran mayoría desplazados por la violencia.

Podría contarnos, señor alcalde, ¿a dónde fueron a parar esos costosos dineros prestados con el nombre de bonos Carrasquilla a un costo del IPC+ 11 puntos?

Le anticipo señor alcalde que voy a indagarle solo por otro asunto: el colegio San Elías; me quedan muchos otros asuntos para una próxima oportunidad. Al respecto del San Elías, ¿quién está pagando la deuda de los 9 mil millones que le prestó el IDEA a la Fundación Taller de Los Niños con el aval del municipio de Bello? ¿Acaso en ese edificio, ya casi totalmente desvalijado, sin puertas, sin ventanas, sin cables, sin techo, se encuentran invertidos nuestros impuestos?

Como puede ver señor alcalde, no son pocos los problemas que soportan los habitantes de Bello. Nos encargaremos de recordarlos para que también los bellanitas sientan que ya es hora de levantarse y de exigir a sus gobernantes que cumplan sus obligaciones de velar por los derechos de quienes les permiten acceder a esos cargos.

Un comentario en “Con la venia del señor alcalde

  1. Muy bien este reclamo al Alcalde. Es que la ciudadanía tiene no solo como derecho, sino creo que también como deber, el hacer seguimiento a los funcionarios públicos, desde el cargo más alto hasta el más sencillo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s